Inconsciencia de muerte

Estábamos en el patio de la casa de la tía Gorda. La tía tiene un juego de jardín de esos de verdad, de cemento, con esqueleto de hierro, cubierto con pedacitos de cerámicos de distintos colores, una hermosura. La obsolescencia programada tiene sus pliegues, especialmente en los pueblos. Nora, mi suegra, parada en una pierna, con la rodilla de la otra sobre el banquito, apoyó las manos en la mesa y dejando caer la cabeza, como agotada, contó que había dejado de fumar. Una decisión sabia, [... Leetelo Tody]

Puede fallar 3: La infalible martingala vs. la sarna racinguista, atravesadas por un romanticismo que debería tener sus límites

“Si uno no vive como siente, puede terminar sintiendo como vive” Fulano No es de lógica, ni de filosofía, ni de sarna, ni de fútbol que quiero contar esta vez. Aunque de algún modo vertebre (propiedad intelectual en trámite) a todos y cada uno de estos temas. Tema 1, tema 2, tema 3, tema 4. Bien de vieja garca. El tema que nos compete (no sea goloso, sé lo que piensa), es: El valor de verdad de la martingala, contrastado con la sarna racinguista. Un atentado a la lógica y un romanticismo [... Leetelo Tody]

Es un Gaumén

Nunca se me había ocurrido mirar la marca de un abrelatas. Hasta que pasó lo que paso. Era una noche de asado, con mollejitas, chinchulines, completito, como croto con señora. El negro Banegas desparramó la primera tanda de brazas con un palo de escoba, y se sentó a probar el pategrás, bastante picantito. Hmmm, muy bueno esto, eh. Tenía medio tubo encima, el negro, pero estaba como nuevo. Un cajón de manzanas dado vuelta nos servía de mesita para apoyar los vasos (siempre medio llenos), [... Leetelo Tody]

Desafío a buscadores

“Si no hago lo que siento, me parece que no hay mucha diferencia entre una planta y yo” Jorge Marcelo "Elnegro" Banegas - Adán, La voz del pecado Es tan elemental que se vuelve invisible, como lo esencial a los ojos; como la máquina de inventar necesidades a nuestro existir; como el miedo, que a veces es zonzo, a veces es sabio, y casi siempre es la ausencia de Dios. Salvo para ese grupúsculo de pobres de espíritu que anda pensando que Dios es la presencia de miedo, mire usted que ocurrencia. Sabemos, [... Leetelo Tody]